La pequeña ciudad de Montezuma se encuentra justo en la playa. El centro de la ciudad tiene dos calles principales, llenas de hoteles, restaurantes, bares, tiendas y vendedores ambulantes. Los vendedores ambulantes venden arte y joyería hechos a mano. Hay varios restaurantes diferentes que incluyen comida típica costarricense, italiana, internacional, panaderías y cafeterías. Algunos de estos lugares tienen excelentes vistas frente al mar para sentarse y disfrutar de un almuerzo y una bebida.

Rollos de primavera veganos y sin gluten en el restaurante Ylang Ylang