Parte de la belleza de viajar a Costa Rica, es conocer a la maravillosa gente local. La gente en Costa Rica es feliz, servicial, amigable y acogedora. Nuestro personal no es una excepción! Nuestros invitados se van como si hubieran hecho nuevos amigos. Nuestro personal se toma el tiempo de aprender sus nombres y preguntarles sobre ellos mismos. Una y otra vez, aquí vemos lo maravilloso que es el equipo de Ylang Ylang para la experiencia. ¡Amamos a nuestro excelente equipo!